domingo, 28 de abril de 2013

Cena de primos V








Crónica de la quinta convocatoria de la cena de primos


El día 27 de abril hemos celebrado la quinta edición de la cena anual de todos los primos, ¡la mejor cena del mundo mundial!
Como siempre, lo hemos pasado estupendamente. Nos reunimos al lado de la Pulchra Leonina, en un lugar coqueto y reservado para sentirnos más cómodos. Un ¡hurra! por el encargado este año, Orlandito.
Queridos primos, gracias a todos por estos días tan especiales, por vuestra compañía, por vuestro cariño, y porque cada año se consolida más esta entrañable reunión.
El menú, muy rico, con entremeses variados (me encantó la lengua con vinagre de módena y los pimientos del piquillo con ternera en su jugo), caldereta de cordero o salmón braseado. Postre delicioso y, claro, cava, no puede faltar ... Exquisito.






Como siempre, hablamos de todo, quizás nos pasamos un poco con la política, que otros años no era tema de conversación. Bueno, nos entendemos bien, no hay problema, aunque pensemos, en ocasiones distinto, nos queremos, por encima de todo.
Cada uno fue dejando su mensaje en el libro de actas... 
Cuando salimos del restaurante, a las dos y media de la mañana, buscamos un sitio para bailar y escuchar música. Pero la noche leonesa no ofrece demasiadas alternativas, todo es para los jóvenes, y casi todos nosotros pertenecemos a las generaciones de los 60, 70...
Recordamos al abuelo Victorino y a abuelita Epifanía, una gran mujer, madre de 9 hijos que supo sacar adelante la fábrica con tesón y coraje, y en aquellos tiempos en que no era frecuente una mujer empresaria. Nos reímos con las ocurrencias que tenía  ¡menuda era la abuela!

La música del pub al que fuimos era un tostón (literalmente), ahora también existe música bonita pero... y nos acercamos al DJ para pedirle música bailable, algún tema de la década de los 60, 70, 80...y allí tuvo lugar la conversación más "surrealista" de la noche:

May, mi hermana, se dirigió a él:

- May: ¡Hola, buenas noches!, mira, somos un grupo grande y queremos bailar, te importaría poner   algún tema de los 60, 70, 80 ...
-  DJ: Soy maricón.
-  May (sorprendida): Bueno, y eso ¿qué tiene que ver para lo que te pido?
-  DJ: Mira, es que lo maricones somos muy malos. May seguía sorprendida de la tontería.
-  DJ: ¿No tienes amigos maricones?
-  May: Sí, tengo amigos, pero yo les llamo amigos, sólo amigos y ninguno es malo.
-  DJ: Mira, si sois tan intolerantes que no podéis bailar esta música (May solo le pedía algún tema), pues os aguantáis ... quizá si me lo pide tu acompañante (mi primo Edu), hago caso ...
-  Edu: Mira, May, vámonos, porque este muchacho no razona ...

Surrealista del todo. May se pasó "rezungando" un buen rato ... ¿cómo se puede ser tan mal educado ...?
Nos moríamos de risa con Pedro, es simpatiquísimo ... comenzó a hacer chistes con la situación ...
Nos hicimos fotos, y otra vez muertos de risa, nos reímos mucho ...

Al cabo de un tiempo, nos puso esta canción ... y alguna más, de propina, que ya no recuerdo ...







Salimos después de un tiempo y se tomó la iniciativa de ir a un karaoke, a cantar todos (gracias Bert, Alberto, muy buena iniciativa). Me encontré en la entrada a todos mis alumnos de 2º de Bachillerato de humanidades, que estaban celebrando los 18 años de uno de ellos...me hizo muchísima ilusión verlos... me decían: ¿qué haces a estas horas por aquí? ...mua, mua a cada uno...
 Nos lo pasamos fenomenal. Algunos de los temas que elegimos, ¡vaya nivel!, ¡qué familia de buenos cantantes!


¡Todos!






May y yo, a duo, ¡qué risa!





Ana y Alberto, la bordaron ...







 May, cantada con todo el sentimiento ...




Orlandito (sólo este nombre es para los primos, nos gusta llamarnos como cuando éramos pequeños...), le encanta esta canción, y se notó ...







Pablito, se derretía cantándola ...





Bert, ¡cómo cantas de bien Bert ...!, querido cuñado, eres un sol ...





De nuevo Bert, nos decía que Anina llora cuando la toca en el piano, y claro, él se emocionaba ... una canción y un vídeo preciosos ...




Y no podía faltar ... ¡resistiré!

¡Todos!






Llegamos a las seis de la mañana a casa, fue estupendo todo (incluido el DJ, je, je)...
La sexta convocatoria le ha tocado prepararla, por unanimidad, a May (parece que hubo alguna trampilla, jeje ...).

El año que viene, se unirán las generacione más pequeñas, ¡no pueden faltar!

Un beso muy fuerte para todos: Orlandito, Mari Mar, Pablito, Pili, Agus, Juan, Carla, Edu, Nanito, Jose, Charo, Pilina, Rosa, Pedro, Bert, Ana, May, Jose, Carlos y Rosa.
Este año faltó Ruchi, el temporal no permitió que pasara el puerto de Pajares, está muy triste, porque le encanta venir...hoy por la mañana casi lloraba...también faltaron, porque se encontraban en Madrid, Tori y Marisa, Tori junior, Mariel, Boris y Rebeca... y Parral... El año próximo estaremos al completo ...

¡¡¡Besazos!!! Os quiero. Subid las fotos al blog, y ni se os ocurra subir a You Tube los vídeos...son un montón ...

Si no podéis entrar al blog, lo dejo también en el nuestro...






jueves, 25 de abril de 2013

Piano



 
Archivo: Barrable, George Hamilton - A Song Without Words - 1888.JPG
George Hamilton Barrable. Una canción sin palabras (1880)







 
 Son  maravillosos, la obra, el director, la pianista...
 
Rachmaninov, concierto para piano nª 2, in C minor, op.18 (Adagio sostenuto)


 
Charles Fletcher Ransom. El maestro de música
 
 
Carl Vilhelm Holsoe. Tocando el piano




John White Alexander. En el piano



William Merritt Chase. Mrs. Meig en el órgano piano
 



Childe Hassam. La sonata


 


 

martes, 23 de abril de 2013

Un salmo en el día del libro

 
 
Odilon Redon. Evocación (Cabeza de Cristo o Inspiración en un mosaico de Rávena)
 
 
En el día del libro comparto un salmo, el salmo 143, 1-10, lo más hermoso que he leído hoy, en la asamblea de catequistas. Algunos años he faltado, porque me coincidía con la cena anual de primos, nos reunimos todos los años. No puedo faltar más, ha sido maravilloso para mi ver tantos catequistas juntos, compartir en comunión.
 
 
 
Odilon Redon. La  celda dorada
 

SALMO 143
 
Bendito el Señor, mi Roca,
que adiestra mis manos para el combate,
mis dedos para la pelea;
 
mi bienhechor, mi alcázar,
baluarte donde me pongo a salvo,
mi escudo y mi refugio,
que me somete los pueblos.
 
Señor, ¿qué es el hombre para que te fijes en él?;
¿qué los hijos de Adán para que pienses en ellos?
El hombre es igual que un soplo;
sus días, una sombra que pasa.

 
 
Odilon Redon. Perfil en una ojiva
 
  
Señor, inclina tu cielo y desciende;
toca los montes, y echarán humo;
fulmina el rayo y dispérsalos;
dispara tus saetas y desbarátalos.
 
Extiende la mano desde arriba;
defiéndeme, líbrame de las aguas caudalosas,
de la mano de los extranjeros,
cuya boca dice falsedades,
cuya diestra jura en falso.
 
 
 
Odilon Redon. Misterio


 
Dios mío, te cantaré un cántico nuevo,
tocaré para ti el arpa de diez cuerdas:
para ti que das la victoria a los reyes,
y salvas a David, tu siervo.
 
Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos. Amén.


 
1893 The Book of Light,
Odilon Redon. El Libro de la Luz
 
 
Odilon Redon. Cristo y sus discípulos
 


 

 
 
 
 
 

lunes, 22 de abril de 2013

Música celestial





Catedral de León







Queridos hermanos y hermanas:

En este periodo he recordado muchas veces la necesidad de todo cristiano de encontrar tiempo para Dios, a través de la oración, en medio de las muchas ocupaciones de nuestra jornada. El Señor mismo nos ofrece muchas ocasiones para que nos acordemos de Él. Hoy quisiera detenerme brevemente en uno de estos medios que nos pueden conducir a Dios y ser, también, una ayuda para encontrarnos con Él: es la vía de las expresiones artísticas, parte de esta “via pulchritudinis” –“vía de la belleza”– de la que he hablado tantas veces y que el hombre debería recuperar en su significado más profundo. Quizás os ha sucedido que ante una escultura, un cuadro, o algunos versos de poesía o una pieza musical, sentís una íntima emoción, una sensación de alegría, percibís claramente que frente a vosotros no hay solamente materia, un trozo de mármol o de bronce, un lienzo pintado, un conjunto de letras o un cúmulo de sonidos, sino algo más grande, algo que nos “habla”, capaz de tocar el corazón, de comunicar un mensaje, de elevar el ánimo. Una obra de arte es fruto de la capacidad creativa del ser humano, que se interroga ante la realidad visible, que intenta descubrir el sentido profundo y comunicarlo a través del lenguaje de las formas, de los colores, de los sonidos. El arte es capaz de expresar y hacer visible la necesidad del hombre de ir más allá de lo que se ve, manifiesta la sed y la búsqueda de lo infinito. Incluso es como una puerta abierta hacia el infinito, hacia una belleza y una verdad que van más allá de lo cotidiano. Y una obra de arte puede abrir los ojos de la mente y del corazón, empujándonos hacia lo alto.


 





Hay expresiones artísticas que son verdaderos caminos hacia Dios, la Belleza suprema, que incluso son una ayuda para crecer en la relación con Él, en la oración. Se trata de las obras que nacen de la fe y que la expresan. Un ejemplo lo tenemos cuando visitamos una catedral gótica: nos sentimos cautivados por las líneas verticales que se elevan hasta el cielo y que atraen nuestra mirada y nuestro espíritu, mientras que, a la vez, nos sentimos pequeños o también deseosos de plenitud... O cuando entramos en una iglesia románica: nos sentimos invitados de un modo espontáneo al recogimiento y a la oración. Percibimos que en estos espléndidos edificios se recoge la fe de generaciones. O bien, cuando escuchamos una pieza de música sacra que hace vibrar las cuerdas de nuestro corazón, nuestro ánimo se dilata y se siente impelido a dirigirse a Dios. Me viene a la memoria un concierto de música de Johann Sebastian Bach, en Munich, dirigido por Leonard Bernstein. Al final de la última pieza, una de las Cantatas, sentí, no razonando, sino en lo profundo del corazón, que lo que había escuchado me había transmitido verdad, verdad del sumo compositor que me empujaba a dar gracias a Dios. A mi lado estaba el obispo luterano de Munich y espontáneamente le dije: “Oyendo esto se entiende: es verdadera, es verdadera la fe tan fuerte y la belleza que expresa irresistiblemente la presencia de la verdad de Dios”. Cuántas veces cuadros o frescos, frutos de la fe del artista, con sus formas, con sus colores, con sus luces, nos empujan a dirigir el pensamiento hacia Dios y hacen crecer en nosotros el deseo de acudir a la fuente de toda belleza. Resulta profundamente cierto lo que escribió un gran artista, Marc Chagall, que los pintores han sumergido, durante siglos, sus pinceles en el alfabeto de colores que es la Biblia. ¡Cuántas veces las expresiones artísticas pueden ser ocasiones para acordarnos de Dios, para ayudar a nuestra oración o para convertir nuestro corazón! Paul Claudel, famoso poeta, dramaturgo y diplomático francés, al escuchar el canto del Magníficat durante la Misa de Navidad en la basílica de Notre Dame, París, en 1886, advirtió la presencia de Dios. No había entrado en la iglesia por motivos de fe, sino para encontrar argumentos contra los cristianos. Sin embargo la gracia de Dios actuó en su corazón.




Magníficat


Interior de la Catedral - Catedral de León HDR



Queridos amigos, os invito a redescubrir la importancia de este camino también para la oración, para nuestra relación viva con Dios. Las ciudades y los países de todo el mundo contienen tesoros de arte que expresan la fe y nos recuerdan la relación con Dios. Que la visita a lugares de arte no sea sólo ocasión de enriquecimiento cultural, sino que se pueda convertir en un momento de gracia, de estímulo para reforzar nuestro vínculo y nuestro diálogo con el Señor, para detenerse a contemplar –en la transición de la simple realidad exterior a la realidad más profunda que expresa– el rayo de belleza que nos golpea, que casi nos “hiere” y que nos invita a elevarnos hacia Dios. Termino con una oración de un Salmo, el Salmo 27: “Una sola cosa he pedido al Señor, y esto es lo que quiero: vivir en la Casa del Señor todos los días de mi vida, para gozar de la dulzura del Señor y contemplar su Templo” (v.4). Esperemos que el Señor nos ayude a contemplar su belleza, ya sea en la naturaleza o en las obras de arte, para ser tocados por la luz de su rostro y así poder ser nosotros luz para nuestro prójimo. Gracias.

CASTEL GANDOLFO, miércoles 31 de agosto de 2011






Imágenes: Catedral de León.  Catedral de Reims (vidriera de Marc Chagall).






sábado, 20 de abril de 2013

Paseo primaveral





 Camille Pisarro
 

"... No te dejes enviciar por la facilidad de los principiantes, a menudo es un obstáculo para más adelante. Mejor si te cuesta hacer cualquier cosa, tendrás que penar el doble y eso te hará más fuerte. Los que tienen facilidad hacen menos progresos porque hacen las cosas bien de entrada, y a la ligera, sin profundizar... no te dejes llevar por la facilidad".

Carta de Camille Pissarro a su hijo Lucien (Osny, 22 de enero de 1884)
 

 

Camille Pissarro. Cogiendo hierbas
Colección privada


 
 
Camille Pissarro. El Hermitage en Pontoise
Museo: Museo Guggenheim. Nueva York
 

Camille Pissarro. Vaquera descansando



"El ojo no debe detenerse en un punto particular, sino abarcarlo todo, mientras al mismo tiempo observa los reflejos que producen los colores en lo que tienen alrededor. Lleva todo a la vez, usa pinceladas pequeñas y trata de plasmar tus percepciones de forma inmediata. No procedas según reglas y principios, pinta lo que observes y sientas".




Camille Pissarro. Plaza del Teatro  Francés en primavera
 


Pissarro, en la década de los noventa, recorrió y pintó varias ciudades,  sobre todo la moderna París. No pintaba en la calle, sino que se instalaba en habitaciones de hotel –varios, según el lugar elegido– desde donde podía contemplar un amplio panorama. Escribió a su hijo Lucien en diciembre de 1897:
 
"He encontrado una habitación en el Grand Hôtel du Louvre con una vista soberbia de la Avenida de la Ópera y la esquina del Palais Royal [Place du Théâtre Français] ¡Es muy bonito para pintar! Quizá no sea realmente estético, pero me gusta poder intentar hacer estas calles parisinas que la gente dice que son feas, pero que son tan plateadas, tan luminosas y tan vitales. Son muy diferentes de los bulevares. ¡Esto es completamente moderno!".
 
 


Camille Pissarro. Boulevard Montmartre en primavera


Camille Pissarro. Boulevard Montmartre con lluvia
 


La serie del bulevar de Montmartre, de París, es un excelente ejemplo de la esencia del método pictórico impresionista aplicado a una escena urbana. Aparece una misma vista del bulevar bajo distintas condiciones de iluminación y atmosféricas.
Pissarro llegó a componer hasta 13 vistas del mismo bulevar, representando distintas condiciones atmosféricas, de luz y de estado de ánimo del artista. Lo que tienen en común todas estas obras, es que no hay nada de solemne ni ceremonial en las vistas: muestran una ciudad animada, llena de vida, bulliciosa. Con las rápidas pinceladas descriptivas Pissarro ha captado instantáneamente esta actividad.

 
 
  Gustave Caillebotte. Rue Halévy vista desde el balcón




Jean Béraud. Salida de la Madeleine
 
Jean Béraud. La sombrerera en los Campos Elíseos






Música: Erik Satie, Gnossienne nº 4, con obras de Jean Béraud, Camille Pissarro y Gustavo Caillebotte. 







viernes, 19 de abril de 2013

Cáritas





Vídeo muy significativo del cardenal  Bergoglio, hoy el papa Francisco.




miércoles, 17 de abril de 2013

De la memoria al compromiso

 
 
 
 
"Si quieres saber cómo vas, mira bien a Jesucristo y después compara".


No forméis jóvenes egoístas, amadoras de sí mismas y desdeñosas e inconsideradas con los pobres. Entre la alumna que sólo piensa en ella misma, en su comodidad, en sus estudios, en su porvenir, en sus distracciones; en una palabra, en sólo lo suyo, y otra que, además de atender a lo que es su deber, piensa en las realidades de la vida, se preocupa de las necesidades ajenas, las atiende y remedia, según sus posibilidades, hay un abismo.

Juzgo como un error el afán desmedido de rodear a la joven estudiante de todo género de comodidades y diversiones y en aislarla de todo contacto con la humanidad pobre y necesitada, para evitarle sufrimientos y disgustos. El fruto de ese afán es formar jóvenes que vivan llenas de miedo a la realidad de la vida, endebles, caprichosas, mimosas, egoístas, sin noción de lo que es la vida, sin pensamiento serio ni voluntad disciplinada...¿Para qué servirá después una joven así educada? ¿Qué papel hará en la sociedad, qué remediará con su ciencia si le falta el saber gobernarse?

Hay que despertar en las jóvenes los sentimientos de caridad, de amor al prójimo; hay que darles a conocer los problemas que más tarde han de encontrar a su paso... (1933)

 
San Pedro Poveda
 
 
 

 


"Todos hemos de cooperar...Aquí no hay uno solo y los demás son comparsa, sino que cada cual tiene su sitio, su deber, su responsabilidad".
 

¿Qué cómo doy yo tanta importancia a la vocación? Porque sin ella no podrán dar un paso en empresa...

Cualquiera que conozca algún tanto la historia de la pedagogía y que haya fijado su atención en los frutos benéficos que produjeron sus hombres más notables, y estudien las causas generadoras de tantos beneficios, habrá de reconocer que no fueron ni la escuela, ni el método, ni el menaje, ni otro factor cualquiera de los muchos que entran en la enseñanza, los que produjeron tantos bienes...La causa fue y será siempre la vocación de aquellos grandes pedagogos, la vocación de los que hoy profesan amor a la enseñanza y la vocación que tendrán los sucesores.

Lo que brilló, brilla y brillará siempre en estas empresas, es la vocación. Dadme una vocación y yo os devolveré una escuela, un método y una pedagogía. (1912).
 

San Pedro Poveda
 
 
 

 
 
 
El 17 de abril de 1897, Pedro Poveda fue ordenado sacerdote en la capilla del Obispado de Guadix.

Ante el desafío histórico de una cultura, que, a principios del siglo XX se concebía en gran parte incompatible con la fe, el sacerdote Pedro Poveda sintió la urgencia de mostrar con los hechos que era posible, desde el evangelio, lograr la promoción humana y la transformación social mediante la educación y la cultura. Así fundó la Institución Teresiana en 1911.
 
 
  
 

lunes, 15 de abril de 2013

Música y pintura en Pascua



Caspar David Friedrich. Mañana de Pascua
Museo Thyssen-Bornemisza



Caspar David Friedrich consigue infundir al paisaje un contenido simbólico que conecta con el espectador. Todo en esta obra tiene un significado: la luna y el amanecer se relacionan con la muerte y con la esperanza de la vida eterna, y la estación del año elegida, que anticipa la primavera, con la resurrección. El paisaje en Friedrich adquiere una profunda interpretación religiosa.

 
Thomas Cooper Gotch. Aleluya







«¡Des­pierta, gloria mía!, ¡despertad, cítara y arpa!, ¡despertaré a la aurora! Te daré gracias ante los pueblos, Señor; tocaré para ti ante las naciones: por tu bondad, que es más gran­de que los cielos; por tu fidelidad, que alcanza las nubes» (Sal 57 [56] 9-11).



Ángel (detalle de la Trinidad). Francesco Pesellino y Fra Filippo Lippi


Ángel (detalle de la Trinidad). Francesco Pesellino y Fra Filippo Lippi 



Resurrection of Christ by Raphael, circa 1499-1502. Courtesy of Wiki Commons
Resurrección de Cristo (detalle). Rafael de Sanzio


Ángel que juega un chirimia
Ángel jugando con un flageolet. Sir Edward Coley Burne-Jones


Ángeles cantores ( detalle del Políptico del Cordero Místico). Jan van Eyck




El ángel (detalle de la obra "Ángel dejando a la familia de Tobías"). Rembrandt


Esta obra, llamada Gloria en Re Mayor RV 589, más conocida como el Gloria de Vivaldi, (fechada en 1713) es una obra sinfónico-coral basada en el texto litúrgico del Gloria, que forma parte del ordinario de la misa.
Es propio de los tiempos de Pascua y Navidad, omitiéndose en Adviento y Cuaresma.








"...la gran tradición cultural de la fe tiene una enorme fuerza de presente: lo que en los museos puede ser únicamente un testimonio del pasado que se contempla con asombro y nos­talgia, en la liturgia se convierte en presente siempre vivo. Sin embargo, ni siquiera el mismo presente está condenado al silencio en la fe. Quien observe con atención se dará cuenta de que incluso en nuestro tiempo han surgido y sur­gen de la inspiración apoyada en la fe obras de arte muy sig­nificativas, tanto en el ámbito de las imágenes, como en el de la música (así como en el campo de la literatura).

También hoy, la alegría provocada por Dios y por el encuentro con su presencia en la liturgia constituye una inagotable fuerza de inspiración. Los artistas que se com­prometen a esta tarea ciertamente no tienen por qué con­siderarse como la retaguardia de la cultura, porque la li­bertad vacía que los otros dejan tras de sí, se harta de sí misma. El humilde sometimiento a lo que les precede es origen de la auténtica libertad y les conduce a la verdade­ra altura de nuestra vocación como seres humanos".

El arte y la liturgia: la música - Cardenal Joseph Ratzinger







Música y pintura unidos, desde la Anunciación a María, Natividad, Presentación de nuestro Señor en el templo, hasta  la Resurrección y Gloria del Señor, Ascensión y Coronación de la Virgen María.



¡Gloria, gloria, gloria, gloria
In excelsis Deo, in excelsis Deo,
Gloria, gloria, gloria, gloria in excelsis Deo.
Gloria, gloria in excelsis Deo,
Gloria in excelsis, Gloria in excelsis Deo,
Gloria in excelsis Deo,
In excelsis,
Gloria in excelsis Deo!


¡Gloria a Dios en el cielo!






sábado, 13 de abril de 2013

Las bendiciones del Santo Rosario

 
 

 
Virgen de la rosa. Catedral de Salamanca
 

El rezo del santo Rosario surgió en el año 800 a la sombra de los monasterios, como "Salterio de los laicos".

Rosario significa "ramillete de rosas", que ha representado para la Cristiandad una fuerza para abrir brecha en el Corazón de Dios. En 1569, el papa  Pío V, en una Encíclica, recomienda rezar el Rosario tal como se reza ahora.
 
SANTO DOMINGO DE GUZMÁN Y EL ROSARIO

Domingo de Guzmán nació en Caleruega (Burgos) en 1171. A los seis años fue entregado a un tío suyo, arcipreste, para su educación literaria. Domingo se entregó de lleno al estudio de la teología. Una gran hambre sobrevino a toda Castilla en 1191. Domingo no comprendía como a él no le faltaba nada y estuviese rodeado de valiosos códices y libros, mientras otros carecían de lo indispensable para vivir. Y entregó todo su ajuar a los pobres, sus códices más preciados. Oía constantemente: "Un mandamiento nuevo os doy, que os améis los unos a los otros como yo os he amado". Un día llegó a su presencia una mujer llorando y diciendo: "Mi hermano ha caído prisionero de los moros". Domingo decide venderse como esclavo para rescatarlo. Este acto conmovió a Palencia, donde entonces vivía.; el Obispo de Osma, que andaba buscando hombres notables para el Cabildo, le ofreció una canonjía, cuando Domingo tenía 24 años. Poco después, fue ordenado sacerdote.



Stefano Da Zevio. Madonna del Rosario
Museo de Castelvecchio, Verona
 
 
 

Virgen del Rosario y Santos (Luca Giordano, 1657, Nápoles)
Virgen del Rosario, santo Domingo y santa Catalina de Siena - frente -
san Francisco de Asís, santo Tomás de Aquino - izquierda -
santa Catalina Mártir y santa Catalina de Ricci - derecha -
(Luca Giordano, 1657, Museo Nacional de Capodimonte, Nápoles)


 
En 1207, empieza una nueva etapa en la vida de Domingo. Con algunos compañeros se entrega a la vida apostólica, vive de limosna, renuncia a toda comodidad, camina a pie y descalzo, sin casa y sin más ropa que la puesta, y comprendiendo la necesidad de instruir a aquellas gentes incultas, determinó que su Orden fuera una Orden de Predicadores, los frailes dominicos, dispuestos a recorrer pueblos y ciudades para llevar a todos la luz del Evangelio.
 
 Una noche estando en su convento de Prouille, en la capilla, le suplicó a Nuestra Señora que lo ayudara, pues no estaba logrando casi nada. La Virgen se le apareció en la capilla, con un rosario en su mano y le enseñó a rezarlo. Dijo que lo predicara por todo el mundo, prometiéndole que muchos pecadores se convertirían. Domingo salió de allí lleno de celo, con el rosario en la mano. Lo predicó, y con gran éxito por que muchos volvieron a la fe. Agotado de tanto predicar, le dijo la Virgen: "Domingo, siembras mucho y riegas poco". Esta experiencia de María, le persuadió a orar más. El 21 de enero de 1217, el Papa Honorio III aprobó la obra de Domingo, la Orden de los Dominicos. Al haberse extendido la herejía de los cátaros y albigenses por Italia, el Papa Honorio III quiso dar una gran misión, y encomendó la dirección a Domingo. Así comenzó a propagar el rezo del Rosario. Muchos hombres se unieron a la obra de Domingo, y así se fueron extendiendo los misioneros. Ellos difundieron el rosario, que se convirtió en la oración predilecta durante dos siglos.



Anónimo.  Virgen del Rosario, santo Domingo y santa Catalina de Siena


La humildad de santo Domingo,  es una actitud evangélica, que brota de una honda experiencia de Dios y de un profundo conocimiento de si mismo en el Señor. Su humildad no es una forma de comportarse ante los hombres; es una forma de ser en Cristo. Por encima de todo la caridad. La caridad es el núcleo del seguimiento radical de Cristo, y el núcleo del perfil evangélico de Domingo. El testamento de Domingo es muy sencillo: caridad, humildad y pobreza.
 
 
 

Caravaggio. La Virgen entrega el Rosario a santo Domingo
Museo de Historia del Arte, Viena



Este gran lienzo, pintado probablemente para el altar de la iglesia de santo Domingo en Nápoles, fue realizado en los escasos meses que Caravaggio pasó en Nápoles, a finales de 1606 y principios de 1607.
La Virgen adorada por los fieles. Los personajes presentan el rostro y el aspecto de los pobres, los más desfavorecidos, con sus pies sucios, como muestra de la humildad de su condición. La escena se plantea en tres niveles: abajo, arrodillados ante santo Domingo, que sostiene los rosarios, se encuentran los pobres y los personajes del pueblo, que no rezan directamente ante la Virgen sino que imploran la protección de los monjes. Entre ellos, y mirando directamente al espectador, está el retrato del personaje que encargó y pagó el cuadro para la iglesia dominica, el donante, con la gorguera, probablemente perteneciente a la noble familia Colonna. Los monjes aparecen en un segundo nivel, más serenos y con los ojos vueltos hacia la Virgen, o mirando directamente al espectador e invitándole a participar en la escena. Son los elementos de unión entre los fieles y su Madonna, los que reclaman la intercesión divina para ellos. La Virgen mira a santo Domingo y señala a los fieles mientras el Niño se gira para mirar al espectador, el fiel real en el supuesto de la época, a todos nosotros.
 
 
 
Jan van Eyck. Virgen de la fuente
Museo de Amberes
 
En 1978 el Papa Juan Pablo II pronunció, poco después de ser elegido Pontífice, esta frase en la Plaza de San Pedro: “Mi oración preferida es el Rosario” (29 de octubre) y en muchísimas ocasiones recomendó esta hermosa práctica de piedad. Ha dicho: “El Rosario es una escalera para subir al cielo. “Es la oración más sencilla a la Virgen, pero la más llena de contenidos bíblicos". En el santuario de Nuestra Señora del Rosario de Pompeya dijo: “El Rosario es nuestra oración predilecta. Cuando la rezamos, está la Santísima Virgen rezando con nosotros. En el rosario hacemos lo que hacía María, meditamos en nuestro corazón los misterios de Cristo”. El Papa emérito, Benedicto XVI, es también un entusiasta del Rosario.
 
 

Archivo: William-Adolphe Bouguereau (1825-1905) - La Madonna de las rosas (1903) jpg.
William-Adolphe Bouguereau.  La Madonna de las rosas


Rosario significa corona de rosas.

Es decir, que cuantas veces se reza el Rosario se coloca sobre la cabeza de Jesús y de María una corona compuesta de rosas blancas y  rosas encarnadas del paraíso, que jamás perderán su hermosura ni su brillo. La Santísima Virgen aprobó y confirmó este nombre de Rosario, revelando a varios que le presentaban tantas rosas agradables cuantas avemarías rezaban en su honor y tantas coronas de rosas como Rosarios.”
La rosa es la reina de las flores y del mismo modo el Rosario es la rosa y la primera de las devociones, y por ello la más importante de todas.

  
 
Bernard van Orley (Escuela flamenca). Virgen con el Niño
Museo del Prado


María sostiene en su mano una pera, uno de los frutos de Paraíso, lo que la presenta como la nueva Eva. El Niño, sentado en sus rodillas, juega con el contario o rosario alusivo a la Pasión.
 
 
 
File:Jean Clouet 008.jpg
Jean Clouet. Retrato de Carlota de Valois
 

Diego Velázquez. La dama del abanico
Colección Wallace
 
File:Leandro Bassano - Portrait of a Widow at her Devotions - WGA1472.jpg
Leandro Bassano. Retrato de una viuda en sus devociones
Colección privada



El Rosario se mantuvo como la oración predilecta durante casi dos siglos. Cuando la devoción empezó a disminuir, la Virgen se apareció a Alano de la Rupe y le dijo que reviviera dicha devoción. La Virgen le dijo también que se necesitarían volúmenes inmensos para registrar todos los milagros logrados por medio del Rosario y reiteró las promesas dadas a Sto. Domingo referentes al Rosario.

Promesas de Nuestra Señora, Reina del Rosario, tomadas de los escritos del Beato Alano:

1. Quien rece constantemente mi Rosario, recibirá cualquier gracia que me pida.
2. Prometo mi especialísima protección y grandes beneficios a los que devotamente recen mi Rosario.
3. El Rosario es el escudo contra el infierno, destruye el vicio, libra de los pecados y abate las herejías.
4. El Rosario hace germinar las virtudes para que las almas consigan la misericordia divina. Sustituye en el corazón de los hombres el amor del mundo con el amor de Dios y los eleva a desear las cosas celestiales y eternas.
5. El alma que se me encomiende por el Rosario no perecerá.
6. El que con devoción rece mi Rosario, considerando sus sagrados misterios, no se verá oprimido por la desgracia, ni morirá de muerte desgraciada, se convertirá si es pecador, perseverará en gracia si es justo y, en todo caso será admitido a la vida eterna.
7. Los verdaderos devotos de mi Rosario no morirán sin los Sacramentos.
8. Todos los que rezan mi Rosario tendrán en vida y en muerte la luz y la plenitud de la gracia y serán partícipes de los méritos bienaventurados.
9. Libraré bien pronto del Purgatorio a las almas devotas a mi Rosario.
10. Los hijos de mi Rosario gozarán en el cielo de una gloria singular.
11. Todo cuanto se pida por medio del Rosario se alcanzará prontamente.
12. Socorreré en sus necesidades a los que propaguen mi Rosario.
13. He solicitado a mi Hijo la gracia de que todos los cofrades y devotos tengan en vida y en muerte como hermanos a todos los bienaventurados de la corte celestial.
14. Los que rezan Rosario son todos hijos míos muy amados y hermanos de mi Unigénito Jesús.
15. La devoción al Santo rosario es una señal manifiesta de predestinación de gloria.

 

File:Joos van Cleve 010.jpg
Joos van Cleve. María con el Niño Jesús
Museo de Historia del Arte, Viena


Tanto la Virgen de Lourdes en su aparición de 1858 como la de Fátima en 1917,  pidieron a sus aparecidos que rezasen el Rosario.


File:03gudulf.jpg
Anónimo. Escuela flamenca
 
File:Meditationmystery.jpg
Anónimo. Meditación de los misterios del Rosario
 

Cada misterio tiene una virtud. Por ejemplo los misterios gozosos:

1- La Anunciación a Nuestra Señora. La humildad.
2- La Visitación a Sta. Isabel. La virtud de la Caridad.
3- El Nacimiento de Nuestro Señor. El desapego a lo material
4- La Presentación del Niño. El ofrecimiento de nuestro ser al Padre.
5- La pérdida en el Templo. El Celo Apostólico


 
 


Padre Pío de Pietrelcina
 

¿Hay oración mas bella que aquella que nos enseñó la Virgen misma?
Reza, espera y no te preocupes. La preocupación es inútil. Dios es misericordioso y escuchará tu oración... (Padre Pío)
 
 

File:Vierge au Chapelet.jpg
Virgen con el Niño y el rosario
 
  
Lo he leído esta mañana y me ha parecido muy esperanzador y necesario. Corresponde a la Revista el Santo, de los padres capuchinos, de abril 2013:
 
Diez millones de rosarios este Año de la Fe
 
En este Año de la Fe deseamos unir fuerzas espirituales. SANTO ROSARIO. FUERZA EVANGELIZADORA.
 
"El rezo del Rosario nos permite poner nuestros ojos y nuestro corazón en Jesús, como su  Madre, modelo insuperable de contemplación del Hijo. Al meditar los misterios gozosos, luminosos, dolorosos y gloriosos, recitando las Avemarías, contemplamos todo el misterio de Jesús, desde la Encarnación a la Cruz y la gloria de la Resurrección; contemplamos la íntima participación de María en este misterio, y nuestra vida en Cristo hoy también está tejida de momentos de alegría y de dolor, de sombras y de luz, de contrariedades y de esperanzas". (Benedicto XVI)
 
Orar con el Rosario es clave pascual y gloriosa, es pasar de la muerte a la vida, de la tristeza a la alegría, de la división a la fraternidad. Nos hemos propuesto rezar 10 millones de rosarios. O sea, encontrar miles de personas que demuestren a la sociedad actual la fuerza evangelizadora del Santo Rosario. Creemos que es posible: de hecho, desde que comenzó el Año de la Fe hasta el 1 de enero, ya hemos conseguido 1.392.247 rosarios rezados.
 
Para que este Año de la Fe produzca frutos de salvación en el mundo entero: invitamos a todos: mayores, niños y jóvenes a participar en la iniciativa de la Cruzada Mariana.
 
Revista El Santo, padres capuchinos. Abril 2013


 

Gérard David  (Atribuido a). Virgen con el Niño
Museo del Prado
 
 
Sábado, día del Rosario bloguero
 
 





Fuentes:

Cómo surgió el rezo del santo Rosario
Nuestra Señora del Santo Rosario
Historia del Rosario